El plan Milei

En estos días, en los que, por obvias razones, el Ministerio de Economía estuvo en boca de todos, oímos nuevamente a Milei. Este personaje impresentable salió a decir que lo que la Argentina necesita es un nuevo Celestino Rodrigo, quien fuera ministro de economía por poco tiempo en la década del ’70. Lo interesante es que así confesó su verdadero plan económico que es, como venimos diciendo hace mucho tiempo, una masacre social en gran escala.

Para entender el asunto tenemos que recurrir a la historia y conocer la gestión de Rodrigo, que paso a la historia con el nombre de Rodrigazo. Le anticipamos: la historia no termina bien, en particular para nosotros, los laburantes. Trasladémonos en el tiempo.

Estamos en el año 1975. Con Perón ya finado, el gobierno lo ejerce su viuda, Isabel. Es el último año de vigencia del Pacto Social, ese que prometía recuperar los bolsillos de los trabajadores, con el congelamiento de los precios (y también de los salarios…). Para entonces, el deterioro de las condiciones de vida de los trabajadores era muy agudo. De febrero de 1974 a febrero de 1975 el costo de vida aumentó cerca del 60%. El Pacto no congeló nada, salvo los salarios. El movimiento obrero comenzaba a activarse y deliberar. Se aproximan las negociaciones paritarias después de dos años de estar clausuradas. Las cúpulas sindicales estaban entre la espada y la pared. Debían colaborar con el gobierno, pero la presión entre las bases crecía y su posición estaba amenazada.

Los empresarios exigían incorporar cláusulas de productividad a los convenios, para forzar a los trabajadores a ritmos más intensos, al mismo tiempo que pedían terminar con el congelamiento de precios. Buscaban salvar su ganancia. El gobierno, por su parte, anunciaba que no habría aumentos superiores al 38%, notablemente por debajo de la inflación.

Los hechos se precipitaron en junio. El nuevo Ministro de Economía, Celestino Rodrigo “sinceró” la economía y vinieron los tarifazos: 60% en gas, 70% en luz entre 50% y 175% en combustibles y transporte. Mientras que los productos de la canasta básica se dispararon casi un 70%. Eso fue el llamado Rodrigazo. Un shock brutal contra el bolsillo de los trabajadores. En ese momento, en pleno proceso revolucionario, se logró resistir y quebrar momentáneamente el intento de ajuste. Rodrigo se tuvo que ir, como rata por tirante.

Milei, como buen liberal, lo único que propone es una auténtica masacre social. La destrucción de nuestras condiciones de vida y de los derechos que le hemos arrancado históricamente a la burguesía. Cuando reivindica a Rodrigo y al Rodrigazo, lo que hace es confesar sus verdaderos planes y adelantarnos cuál sería su plan de gobierno. Es importante escucharlo ahora, porque en unos meses, en plena campaña electoral, seguramente intente endulazar un poco la cosa. Recordemos que despotrica contra los planes sociales, pero un año atrás, cuando quería ser diputado, recorrió una villa porteña diciendo que no pensaba eliminarlos.

No podemos dejar el país en manos de esta gente que lo está llevando barranca abajo. Hay un camino distinto. Existe la posibilidad de una Argentina con desarrollo económico y bienestar social. Es un horizonte posible que podemos construir en un par de décadas. Es lo que hemos llamado Argentina 2050 y que invitamos a construir. Lee nuestro proyecto, sumá tu afiliación y se parte de la solución.

1 comentario en “El plan Milei”

  1. ES IMPORTANTE VER COMO SE ENTRELAZA LA BURGUESIA LOCAL ,CON EL POPULISMO Y LAS BURGUESIAS INTERNACIONALES . ESE MENJUNGE POLITICO QUE AFECTA LO ECONOMICO , ES LO QUE AL PUEBLO, A LA CLASE TRABAJADORA LE CUESTA ENTENDER Y CAEMOS UNA Y OTRA VEZ. LO QUE REALMENTE PASA ES QUE SE SABE PERO LOS SECTORES SINDICALES Y MEDIOS DE COMUNICACION , LO INGNORAN PARA MANTENER PODER EN CADA AREA QUE CORRESPONDA., CLARO VIVEN DE ESO Y EXPRESAN QUE CON UN SIMPLE REFORMISMO SE ARREGLA TODO, AUNQUE SABEN QUE NO ES ASI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.